Portada
Causas

Son varias las causas que pueden dar lugar a alteraciones en la ATM:
 

  • Muchos síntomas relacionados con la ATM son causados por efectos del estrés físico y emocional sobre las estructuras alrededor de la articulación. Estas estructuras son los músculos de la mandíbula, cara y cuello, los dientes, el disco cartilaginoso en la articulación y los ligamentos, vasos sanguíneos y nervios cercanos. El estrés diario puede llevar a cualquier persona a apretar y rechinar los dientes, tanto durante el día como durante la noche mientras duerme, lo que se conoce como bruxismo. Esta fuerza de apretar constante, ejerce presión sobre los músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la mandíbula, lo que puede dar lugar a problemas en la ATM.

 

  • El mal posicionamiento de los dientes y por lo tanto los malos contactos entre el maxilar y la mandíbula hace que con los movimientos mandibulares diarios como la masticación, hablar o tragar, se pueda afectar la ATM y distender la musculatura circundante.

 

  • La mala postura también puede ser un factor importante. Por ejemplo, mantener la cabeza hacia adelante todo el día mientras se está mirando un ordenador provoca tensión los

          músculos de la cara y el cuello.

 

  • El desgaste del cartílago que amortigua esta articulación y su

          desplazamiento, lo que causa un rechinamiento doloroso del

          hueso mandibular.

 

  • La artritis puede causar una inflamación incómoda de la ATM y

          también puede producir la hinchazón de los tejidos, ligamentos

          y músculos contiguos. Aquellas personas con artritis pueden

          experimentar dificultad en la apertura y el cierre de la boca,

          además de otros síntomas de la ATM dolorosos.

  • Luxación de la ATM: Se detecta por los ruidos al abrir y cerrar

          la boca, y pueden afectar negativamente el movimiento de

          la mandíbula y distender la musculatura de la mandíbula,

          la cara y el cuello.

  • Fracturas
  • Problemas estructurales presentes desde el nacimiento.

 

En todos los casos anteriores, pueden aparecer "puntos

desencadenantes": contracción muscular y compresión de

los nervios en la mandíbula, la cabeza y el cuello. Y estos

puntos desencadenantes pueden reflejar el dolor a otras

áreas causando dolor de cabeza, de oído o de dientes.

Más de ATM

Sintomas
Examen
Tratamiento
Pronostico
© 2009 Centros Dentales Banchs & Rojas
Portada | Aviso Legal | Contacto
Diseño web