Respiración Bucal

Respiración Bucal

La Doctora Montse Rojas en Centros Dentales nos explaca llas causas de una respiración...

La Doctora Montse Rojas en Centros Dentales nos explaca llas causas de una respiración bucal en lugar de nasal.

¿Sabias que el 80% de la población, el 100% de los niños nacidos por cesárea y el 75% de los deportistas de elite son respiradores orales?

Las malposiciones y maloclusiones dentarias son causadas por una falta de función masticatoria, una mala función respiratoria y una mala función de deglución. Bien conocido es el dicho de “la función hace la forma?. Esa falta de función trae consigo un insuficiente desarrollo de hueso y por tanto de espacio para albergar todas las piezas dentarias.

Hoy nos ocupa la alteración de la función respiratoria. Tanto la inhalación como la exhalación del aire debe hacerse por la nariz.

 

Con la inhalación calentamos, filtramos y humidificamos el aire. Esto supone un gran mecanismo de defensa en todo el Sistema Respiratorio. Cuando respiramos por la boca, ninguna de las funciones anteriores está presente y nos encontramos con las siguientes alteraciones:

• El aire seca la boca y hace que la saliva se espese y sea más viscosa. Eso predispone a la caries además de provocar inflamación y sangrado de las encías.

• El primer filtro por donde pasa ese aire respirado por la boca, son las amígdalas, un órgano de defensa que aumenta de tamaño al intentar defenderse. Si además entran patógenos, se infectarán y se producirá una amigdalitis. No es conveniente quitarlas pues es un mecanismo de defensa de nuestro organismo.

• El segundo filtro son las adenoides. Cuando la agresión pasa las amígdalas, llega a este otro órgano de defensa, que también aumentan su tamaño para defenderse, produciéndose lo que conocemos como vegetaciones. No se deben quitar quirúrgicamente pues se volverán a hipertrofiar respondiendo a la agresión provocada por ese aire no filtrado.

• Cuando el aire sucio pasa estas barreras de defensa facilita que los bronquios y bronquiolos se irriten, se inflamen provocando enfermedades de las vías respiratorias inferiores, la más frecuentes: la bronquitis y el asma bronquial.

 

Con la exhalación nasal se realiza la limpieza de las cavidades de los senos nasales y paranasales. Cuando esta función no se lleva a cabo, se produce sinusitis, rinitis, otitis y alergias, pues entran bacterias en la secreción y se dan las condiciones ideales para el asentamiento de una infección.

 

Además de las alteraciones mencionadas nos encontramos con lo siguiente:

• Los respiradores bucales, colocan la lengua en una posición baja y los labios entreabiertos todo el tiempo para que pueda entrar y salir el aire. Como no sellan los labios, para poder tragar interponen la lengua, provocándose una Mordida Abierta Anterior, es decir, los dientes de arriba no contactan con los de abajo, además de un paladar estrecho u ojival, lo que da lugar a un crecimiento vertical de la cara dando aspecto de “cara larga? para nostros conocido como fascie adenoidea.

• Todos los respiradores bucales mastican por un solo lado de la boca, pues de no ser así, al pasar el aire a la vez que la comida está dentro de la boca se atragantarían. Esto produce una serie de alteraciones en la forma de la cara: da lugar a una asimetría facial, pues la actividad muscular es mayor en el lado de masticación. Su gravedad dependerá del tiempo que se mantenga siendo fácilmente reversibles si son recientes y este hecho se corrige o siendo asimetrías óseas no corregibles si llevan mucho tiempo establecidas.

• Todos los músculos del cuerpo están unidos por la fascia, al haber unos músculos con mayor actividad que otros provocará una alteración postural “descendente?. Será más o menos acentuada en función del tiempo que se mantenga, pudiendo llegar a ser evidente la elevación del hombro, cadera y pierna de ese lado de la masticación.


Esto provoca que el apoyo del cuerpo se ejerza sobre la pierna del lado opuesto a la masticación, dándose lugar a un acortamiento de esa pierna y una sobrecarga de todas las articulaciones de esa zona, la coxofemoral, la rodilla y el tobillo.


Por este mismo motivo, se produce una hipertrofia del músculo Trapecio del lado de la masticación. Como es un músculo muy potente tira de la columna vertebral hacia ese lado, llegando a producir una escoliosis.


Se ha mencionado al principio que el 75% de los deportitas de élite son respiradores orales por lo que muchas lesiones de los deportistas se asocian al “Síndrome de Respiración Oral? .


La aparición y severidad de estas patologías, dependerán del tiempo de evolución.


• De la misma manera, hay una alteración funcional de los músculos responsables del movimiento de los ojos en el lado de masticación unilateral, esto dará lugar a una alteración de la posición de los globos oculares. En los niños puede dar lugar a una dificultad en la integración de la información, incluso problemas en la visión y en los adultos puede dar lugar a episodios de desequilibrio.


• Los niños Respiradores Orales suelen ser niños hiperactivos, pues su sangre está menos oxigenada y tienen necesidad de mucho movimiento para obtener más oxígeno. Duermen mal, se levantan cansados y con ojeras.


Estos niños adelantan la cabeza y dejan caer el tronco hacia abajo y hacia atrás para que el aire les entre con más facilidad, produciéndose una alteración en la curvatura de la columna vertebral que favorecerá la aparición de problemas de hernias discales con el paso de los años.


• Suelen se personas con predisposición al Bruxismo o rechinamiento de los dientes.


• Esta respiración provoca trastornos del sueño, como ronquidos, insomnio, terrores nocturnos y síndrome de hiperventilación puede evolucionar a una Apnea del Sueño, pues es una respiración más rápida, superficial y entrecortada.


• Se asocia a Cefaleas y Migrañas.

 

Teniendo en cuenta que el 80% de la población es respiradora bucal, es muy importante su detección precoz por parte del dentista. Cuanto antes le devolvamos su hábito fisiológico de Respiración nasal, antes controlaremos y evitaremos todo lo anteriormente expuesto.

 

Recuerda que “es mejor prevenir que curar?, es mejor centrarnos en la prevención que en el tratamiento de los síntomas.

 

Observa a tu hijo si respira por la boca:

• Durante el día obsérvale los labios mientras está tranquilo. Si los tiene entreabiertos es respirador bucal.

• Durante la noche puede que ronque o igualmente mantenga los labios entreabiertos.

Si eres adulto y presentas cualquiera de las siguientes síntomas: alteración del sabor, la audición, el equilibrio, los movimientos oculares, la visión….Dolor crónico incluyendo dolores de cabeza, migrañas, fibromialgia, neuralgias del trigémino, síndromes de boca seca, dolores musculares, dolor de espalda, dolor de las articulaciones y dolor de columna, apnea del sueño, ronquidos, insomnio, bruxismo, terrores nocturnos, síndrome de hiperventilación, sinusitis, rinitis, mastoiditis, amigdalitis, vegetaciones, problemas estomacales e intestinales: síndrome de cansancio crónico, acidez, reflujo gastroesofágico, gastritis, hernia de hiato, úlcera duodenal, síndrome de colon irritable o sensibilidad química múltiple….. todos ellos tienen relación neurofisiológica con el tema que hoy tratamos.

Ante cualquiera de estos casos, ven y consúltanos. Somos especialistas y te asesoraremos ofreciéndote la solución adecuada a este problema.

 

Somos tu Dentista de Confianza en Herrera.

By Dra. Montse Rojas

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS & ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario