Paciente Minusvalido

CONSEJOS

1.   La limpieza dental debe realizarse después de las comidas. Se debe usar un dentífrico con flúor ya que fortalece los dientes. Es importante lavarse los dientes si se toman dulces entre horas. El cepillado más importante es de la noche, antes de ir a dormir.

2.   Es fundamental una dieta adecuada. Deben evitarse alimentos que contengan azúcar como caramelos sobre todo si son de consistencia pegajosa como los masticables, ya que cuanto mayor sea su adherencia, mayor será su capacidad de provocar caries.

3.   Debe de promoverse una adecuada masticación de los alimentos. Para ello es necesario suministrar a estos pacientes alimentos sólidos, evitando en lo posible el abuso de papillas y purés, ya que la masticación favorece el correcto desarrollo del aparato masticatorio.

4.   También es necesario prestar atención al estado de desgaste de los dientes y observar si el minusválido rechina los mismos. El frotar los dientes de la arcada superior contra los de la inferior o el apretarlos fuertemente se conoce como bruxismo. Este hábito es frecuente en los minusválidos por dificultades en la coordinación de la musculatura bucal y ocasiona un desgaste dentario que en un principio es moderado pero con el tiempo puede ser tan grande que se llegue a perder toda la corona del diente. Para prevenir esta destrucción puede ser adecuado el uso de férulas

5.   Los problemas bucales se puede reducir mejorando la higiene, para lo que "es fundamental la concienciación de los cuidadores".
 

HIGIENE DENTAL

Hay pacientes minusválidos que tienen dificultades para realizar una correcta higiene dental, pues pueden tener disminuidas las capacidades motoras y/o las mentales. Por este motivo es fundamental la concienciación de sus cuidadores para mantenerles una adecuada higiene dental, pues son grandes los beneficios que estos pacientes obtienen con ella, así como los perjuicios en el caso de no ser adecuada.

Siguiendo las pautas que se indican a continuación, nuestra ayuda al disminuido será más eficaz:

1. Limpieza realizada por el cuidador:

La persona disminuida debe colocarse delante de la persona encargada de su higiene y dando la espalda a ésta, sentado en una silla y con la cabeza hacia atrás. El encargado de su higiene se situará de pie por detrás y así tendrá una buena visibilidad y un fácil acceso a los dientes. Se debe escoger un cepillo de cabezal pequeño y si es necesario adaptar el mango curvándolo. Esta limpieza debe realizarse después de cada comida, prestando especial atención a la limpieza de después de cenar.

2. Limpieza personal:

En algunas situaciones puede ser él mismo quien lleve a cabo su propia higiene aunque reciba ayuda de otras personas. En estos casos es de gran ayuda la utilización del cepillo eléctrico, pues el movimiento no es combinado, es sólo el traslado del cepillo de un diente a otro, y es el propio cepillo el que hace los movimientos de limpieza. En caso de utilizar el cepillo manual, es de gran ayuda la adaptación del cepillo dental para que su manejo sea más fácil. Así puede agrandarse el mango del cepillo con la empuñadura del mango de una bicicleta. También se puede doblar el mango o alargarlo atándole un trozo de madera o plástico. Puede ser útil sujetar el cepillo a la mano con una banda elástica.
 

SEGUIMIENTO

El seguimiento de los pacientes con minusvalía variará dependiendo del tipo y grado de minusvalía que presenten (Sindrome de Down, autismo, paralisis cerebral.....).

Desde que erupcionen los primeros dientes a los seis meses y durante los primeros años de vida, es conveniente que haya un gran control por parte nuestra, pues podemos orientarle y enfocar el cuidado dental del paciente. Es a partir de los 6 años cuando ya podemos espaciar estas visitas a 6 meses como máximo. De esta manera podemos evitar que los problemas se agraven.

El cuidado básico para garantizar la salud dental del paciente consiste en:

1. Administración de suplementos de flúor en gotas o pastillas desde muy pequeño, de esta manera nos aseguraremos    que crezca con un esmalte fuerte y resistente.

2. Mantener una buena higiene.

3. Seguimiento clínico en nuestros centros dentales.

4. Concienciación de los cuidadores sobre la importancia de mantenerles una adecuada salud bucal.

En el caso de necesitar tratamiento dental se suele realizar bajo anestesia general pues no son pacientes colaboradores.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS & ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario