¿Duele la limpieza dental?

¿Duele la limpieza dental?

Como no es necesario cortar ni inyectar, la limpieza dental suele ser indolora. Si hay una caries menor, el dentista puede perforar el diente y colocar un empaste o sellador. Puede haber molestias dentales durante uno o dos días después, así como cierta sensibilidad dental. Si hay sarro en los dientes, el dentista lo limpiará. En este caso, puede haber algo de sangrado e inflamación de las encías durante unos días. Sin embargo, si una persona no usa hilo dental con regularidad y tiene mucho sarro y decoloración en los dientes, las limpiezas dentales pueden ser bastante desagradables.

La erradicación de la placa se ve muy favorecida mediante el uso de hilo dental. En ausencia de hilo dental, el dentista tendrá que raspar los dientes con más fuerza para eliminar los depósitos, generando sensaciones desagradables. Por eso, si quieres una limpieza sin dolor, asegúrate de elegir al dentista correcto y practicar un buen cuidado bucal.

¿La limpieza puede doler?

1. Mala higiene bucal:

La mayoría de los problemas incómodos que surgen durante una limpieza dental se deben a que no se cuidan adecuadamente los dientes. La verdad es que si te lavas los dientes y usas hilo dental todos los días y vas al dentista con regularidad, no te llevarás una sorpresa dolorosa cuando el higienista comience a trabajar en tus dientes.

2.Enfermedad de las encías

La enfermedad de las encías es uno de los efectos secundarios más frecuentes de una mala higiene dental y también es una de las razones por las que las limpiezas dentales son tan desagradables. Esta infección, también conocida como enfermedad periodontal, afecta no sólo a las encías sino también a los ligamentos y huesos que rodean las raíces de los dientes. Los siguientes son algunos de los signos y síntomas más comunes de la enfermedad de las encías:

  • Encías inflamadas y sangrantes.
  • Espacios entre los dientes
  • Mal aliento
  • Cambios en la alineación de su mordida
  • acumulación de sarro
  • Sensibilidad dental
  • Para evitar esto, debes cepillarte y usar hilo dental regularmente.

3. Dientes sensibles 

Tus dientes pueden sentirse extremadamente sensibles durante una limpieza, lo cual es causado por una enfermedad de las encías. La enfermedad de las encías hace que las encías se separen de los dientes, exponiendo la raíz del diente, que es más sensible al tacto, así como al agua fría y caliente. El higienista y el dentista pueden empujar y pinchar esta área durante la limpieza para eliminar el sarro y otras acumulaciones, así como para evaluar la gravedad de los problemas. Esto también puede resultar doloroso.

4. Encías doloridas y sangrantes

La gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías en la que las encías se hinchan y duelen. Cuando los utensilios de limpieza entran en contacto con la encía hinchada y sensible, los vasos sanguíneos de la encía pueden romperse y sangrar. Si no se controla, la gingivitis puede convertirse en periodontitis.

Si te duele, informa a tu dentista: El hecho de que parte del dolor que sientes durante una limpieza dental se deba a una mala higiene bucal no significa que tengas que aguantarlo y aceptar el castigo y la agonía. Informe al higienista o al dentista si siente dolor y ellos harán todo lo posible para que se sienta lo más cómodo y seguro posible.

Una revisión periódica cada 6 meses en Centros Dentales, (tu dentista de confianza en Estepa, Herrera y Lucena) es fundamental para detectar cualquier problema que esté comenzando y corregirlo antes de que se agrave. ¿Necesitas un tratamiento? Contacta con nosotros y pide tu cita: 

.

CENTROS DENTALES ESTEPA

📌 Avda. de Andalucía, 119 41560 Estepa (Sevilla)

☎️ 955 914 192

CENTROS DENTALES HERRERA

📌 C/ Dr. Marañon, 45 41567, Herrera (Sevilla)

☎️ 954 012 464

CENTROS DENTALES LUCENA

📌 C/ El agua, 6 14900 Lucena (Córdoba)

☎️ 957 591 857

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS & ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario